La Salita, experience.

Si señor. La Salita. He aquí lo que para mi es el restaurante en mayúsculas. Y no lo digo solo por lo gastronómico sino por la experiencia en sí. Cuando fui por primera vez sin saber a que iba, me sorprendió gratamente pero no llegué a profundizar en la grandeza que este lugar esconde. En las siguientes ocasiones, se confirma.

El servicio en sala, la cocina abierta, la explicación de cada plato, la extensa carta de vinos, servicio extraordinario con los cubiertos, la calidad del producto, los sabores, la presentación, los detalles, los sentidos… No se, creo que aun me quedo corto. Es evidente que en un menú degustación cerrado (aunque con matices) te puede no gustar todo, pero la situación obliga y reconozco que he probado platos que llevaban algún ingrediente que no me gustaba, sólo por el respeto al trabajo y porque hay que abrir la mente y el paladar, y este es el sitio adecuado.

Es muy importante que sepáis que se cuida tanto el detalle que aunque hay nivel, no se cae en el esnobismo y son muy cercanos, ya que puede dar un poco de “corte” las primeras veces.

Como viene siendo habitual no voy a entrar a valorar plato por plato ya que creo que debéis ser vosotros los que viváis el momento y veáis de que se trata pero, es sencillamente espectacular. Plato a plato vais a disfrutar y vais a percibir todo el trabajo que hay detrás.
Os muestro algunos ejemplos pero sin desvelarlos todos.

20130215-004717.jpg Polenta de camarones con falso sushi de langostino.

20130215-005029.jpg Arroz de pato y alcachofas con falso ali oli de bacon.

20130215-005232.jpg Guiso de castañas y berzas con ravioli de rabo de toro.

20130215-005347.jpg Vichyssoise de foie con solomillo de buey.

20130215-005804.jpg Feria de postres, versión tenderete.

El resto de platos: “La casa de los caramelos”, los garbanzos marineros con bacalao confitado y el granizado de Gin Tonic, tendréis que verlos con vuestro propios ojos, pero rápido que el menú cambia, ya que las mentes creativas no paran de maquinar…
Una confesión que puedo hacer… Mataría, por estar entre fogones durante una jornada y aprender del arte culinario, pero para otros menesteres.
Si a todo esto le sumas que tuvimos la gran suerte de compartir unas palabras junto con Bego, la Chef y con su marido Jorne, sumiller del restaurante y reciente finalista de la Nariz de Oro 2012…la ecuación es perfecta. La humildad es la mejor arma de cualquier maestro.

Si pensáis en celebración, aniversario, fecha especial o simplemente disfrutar gastronómicamente, La Salita es el sitio.

(PD: Bego, si lees estas líneas, decirte que mi mujer y yo te agradecemos el interés y que te acordaras desde aquel día de su embarazo de cara al menú)

——————————
Precio por persona: 37,50€
( 10% de IVA y bebidas no incluidas)

La Salita
C/Seneca 12 bajo esquina C/Yecla,
Valencia
963 81 75 16

Anuncios

Acerca de keniandor

La vida entorno a una mesa. La alimentación como pasión, no como obligación. Opinión sobre vinos, restaurantes, productos gourmet y caseros (los mas valiosos). Visión particular de un aprendiz. La gastronomía en minúsculas “Piensa, cree, sueña y atrévete” Walt Disney
Esta entrada fue publicada en Restaurantes y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La Salita, experience.

  1. Reblogged this on Una cafetera en la Rusia comunista and commented:
    Un chef de muuuuuuuuuchas estrellas me dijo que este restaurante se merecía dos, y yo así lo creo.

  2. laura dijo:

    Abriremos hueco en agenda…y estómago…lo segundo será más fácil!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s